Aspirina: el ingrediente mágico para una mascarilla facial

Aspirina: el ingrediente mágico para una mascarilla facial
2 de marzo de 2020 Rafaella

La famosa Aspirina es un medicamento analgésico muy utilizado en todo el mundo. Muy recomendado para el alivio de dolores de cabeza y antitérmico. 

Sin embargo, lo que poca gente sabe es que también es muy eficaz, gracias a sus componentes, para ser utilizado en forma de mascarilla facial exfoliante.

Listamos algunos de sus beneficios: 

  • Eliminar células muertas del rostro.
  • Combatir el acné.
  • Disminuir manchas.
  • Ayudar a eliminar impurezas. 
  • Tiene un efecto cicatrizante que ayuda a mejorar el aspecto de la piel 

Es muy importante tener en cuenta las precauciones a la hora de utilizar mascarillas de aspirina. Recomendamos siempre que consultes a tu dermatólogo/a antes de realizar cualquier procedimiento. 

 

Tips: 

  1. Aplicar la mascarilla solamente por la noche, ya que si se expone al sol podría originar manchas e irritaciones.
  1. Antes de utilizar las mascarillas de aspirina en el rostro, aplícate un poco en una pequeña área de tu brazo. Espera 5 minutos para ver si no hay ninguna reacción extraña en tu piel. 
  2.   Jamás utilices mascarillas hechas con aspirina si eres alérgica al medicamento, si tienes una piel sensible o cualquier otra enfermedad en la piel.

¿Cómo hacer la mascarilla facial con aspirina?

En un pequeño bowl poner a remojar 5 aspirinas en aproximadamente 30 ml (3 cucharadas de agua) para que se ablanden. Mezclar y aplastar con ayuda de una cuchara hasta formar una pasta.

Importante: antes de aplicarla, lavar y secar el rostro. Aplicar la mascarilla con suaves masajes circulares en el rostro, evitando la área de los ojos. Dejar actuar entre 10-15 minutos. Aclarar con agua tibia y secar. 

Repite el tratamiento hasta dos veces por semana si tienes la piel normal o grasa, y una vez si es de tipo seca.

También puedes añadir a la receta algunos ingredientes especiales de acuerdo con tu tipo de piel o de acuerdo con el efecto que quieres lograr:

  • Si tienes la piel grasa: 2 gotas del aceite de árbol de té, diluido en agua. 
  • Si tienes la piel seca: 2 gotas de aceite de oliva virgen extra.
  • Si tienes la piel mixta: 1 cucharada de miel (20 g) + 1 cucharada de gel de aloe vera (15 g).
  • Si quieres aliviar las manchas y cicatrices: 2 cucharadas de jugo de limón (20 ml).
  • Si quieres una hidratación intensa: 1 cucharada de miel (20 g) + 1 cucharada de yogur natural (15 g).

Para finalizar, después de aclarar bien, aplícate un poco de tu crema hidratante preferida o el aceite facial Per Purr y no olvidar nunca la crema de protección solar.

 

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*