¿Por qué el CBD?

¿Por qué el CBD?
26 de agosto de 2020 Lidia Torres

Se habla mucho de un “ nuevo” ingrediente  en la cosmética y sus beneficios. Pero la realidad es que no hay nada nuevo en el cannabis.

Sobre su uso y beneficios podemos encontrar múltiples versiones y cifras. Nosotros hemos decidido quedarnos con que las personas llevan utilizando esta planta desde hace más de  8.000 años y de diferentes formas.

Del cannabis sale el cáñamo, con múltiples funciones y beneficios. Por ejemplo, desde el siglo XVI y hasta el XIX este material fue fundamental para la industria textil, compitiendo directamente con el algodón. Un dato curioso al respecto es que el rey Enrique VIII de Inglaterra obligaba a todos los propietarios de tierras a destinar una parte al cultivo del cáñamo, para la creación de las velas navales.

Sin embargo, en el siglo XX la palabra “cáñamo” comenzó a estar dentro de esa lista negra de asuntos prohibidos y se ligó directamente con el elemento psicotrópico del THC, como queda reflejado en la Convención Única de Estupefacientes del 30 de marzo de 1961 en Nueva York.

Dejando a un lado las cuestiones sobre el porqué de este “destierro” social de un elemento natural, mientras se fomenta el consumo de otras sustancias nocivas, queremos intentar explicar la evolución de este ingrediente y cómo ha llegado a ser uno de los elementos  más codiciados en la actualidad de la cosmética.

Aunque suene muy banal, todo se resume a vacíos legales que surgen cuando se imponen ciertas restricciones.  Como tal, tanto las hojas del cáñamo como sus semillas quedan excluidas de la clasificación de estupefacientes, por eso sí se puede utilizar el aceite de semillas de cáñamo (Cannabis Sativa Seed Oil) en la cosmética, siempre y cuando no supere un 2% de contenido de THC (según la legislación Europea).

Ahora nos gustaría contarte en qué consiste  el CBD y la razón por la que, cada vez más, se fomenta su uso.

Lo primero que debes saber es que dentro del organismo humano se encuentra el sistema endocannabinoide. Descubierto en los años 90 del pasado siglo XX, produce dos tipos de receptores presentes en el Cannabidiol o, más comúnmente conocido, CBD. Este sistema es muy importante ya que regula gran parte de los procesos fisiológicos por los que nuestro cuerpo pasa a diario. Es decir,  mantiene el equlibrio de nuestro organismo a pesar de las variantes externas.

 ¿Qué pasa entonces si nuestro sistema endocannabinoide no funciona correctamente?

La persona cae enferma

Volviendo al asunto de los receptores es muy importante saber dónde se concentran estos dos tipos:

Receptores CB1 (vinculados con el THC):  se concentran principalmente en nuestro cerebro.

Receptores CB2 (vinculados con el CBD): se concentran tanto en el sistema inmune como en el nervioso. Pero también están presentes en el hígado, el corazón, los riñones, los vasos sanguíneos o las glándulas endocrinas.

Destacando en todo momento que el CBD no tiene ningún efecto psicotomimético en nuestro cuerpo, es el momento de explicar sus beneficios sobre nuestra piel.

Como te indicamos unas líneas más arriba, el aceite apto para el uso en la cosmética debe partir de las hojas o semillas del cáñamo. Dichas semillas son muy ricas en omegas 3 y 6, popularmente conocidos por sus propiedades regeneradoras e hidratantes, tan beneficiosas para la piel.

No obstante, los beneficios del CBD van mucho más allá, ya que en la piel también tenemos receptores cannabinoides, implicados en su mantenimiento y  la función protectora de la misma. Por ejemplo, el sistema endocannabinoide está implicado en distintas patologías cutáneas, como la sequedad y el acné. Siendo  fundamental  a la hora de controlar el estado de la piel, ya que ayuda a regular el crecimiento y la diferenciación de las células cutáneas.

Algunos estudios también señalan al CBD como un agente adaptógeno, ayudando a la piel a adaptarse en diferentes estados ambientales y evitando así su daño, principalmente en las pieles más sensibles.

Otra de las causas por las cuales el  CBD  está cada vez más presente en la cosmética son sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas o antioxidantes.

En realidad existe un gran listado de beneficios sobre el CBD pero en nuestro caso solo queremos explicarte la parte que está estrechamente relacionada con la piel. Esperamos haberte ayudado un poco a entender el interés y potencial de este ingrediente. Sin embargo, no te dejes engañar por listas infinitas de beneficios, recuerda que nada es mágico y que el que tu máscara de pestañas tenga CBD probablemente no genere ningún beneficio en tu sistema.

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.