¿Por qué nuestros jabones son premium?

¿Qué sabes realmente de tu jabón-de-cada-día?

No es raro encontrar en un cuarto de baño una carísima crema anti-edad al lado de un gel de oferta del súper, cuando es muy probable que dicho jabón esté contrarrestando parte de la efectividad de la crema.

A ver, si nos duchamos todos los días ¿no estaría demás que prestáramos un poco más de atención y de cuidado en cuanto a lo que nos aplicamos sobre la piel durante una ducha?

La verdad es que sabemos muy poco sobre del jabón nuestro de cada día. Será por eso que no le damos la importancia que merece y que en realidad tiene.

 

 

Desde Per Purr nos gusta recordar que el jabón no solo limpia, sino que, además, sirve de base a la correcta nutrición, preparando la piel para recibir a los demás nutrientes que le aportarán el resto de cosméticos.

Entonces ¿por qué abandonamos a su suerte a nuestra piel? Basta pensar que si nuestras abuelas y mamás frotan su piel con una suave y nutriente pastilla de jabón, será por algo, ¿no?