Té verde, superfood para tu piel

Té verde, superfood para tu piel
8 de julio de 2020 Tahone Jacobs

No es ningún secreto que el té verde está cargado de antioxidantes.

¿Pero sabías que ayudan a mantener tu piel sana desde dentro hacia fuera y también desde fuera? 

Los polifenoles, antioxidantes del té verde, ayudan a reducir la inflamación y a proteger las células de los daños de los radicales libres, uno de los principales contribuyentes al envejecimiento prematuro de la piel y del acné – por esto es, a día de hoy – considerado un ‘super food’.

 

Té verde superfood 

 

Los antioxidantes no solo protegen la piel contra el envejecimiento, sino que también bloquean los receptores de andrógenos de la piel reduciendo y ayudando a controlar el acné hormonal

Tener el té verde dentro de tu rutina alimentaria ayuda a proteger la piel de los rayos UV. Según un estudio, beber dos tazas de té verde al día ayuda en la “protección contra la inflamación de las quemaduras solares y el daño mediado por UV potencialmente a más largo plazo”.  Pero el té verde no solo mantiene la piel sana desde dentro hacia fuera. (Por cierto, ¡no te olvides la crema solar!) 

 

El té verde también es un poderoso ingrediente tópico para el cuidado de la piel. Al igual que beberlo combate los radicales libres y los daños externos desde el interior, aplicarlo directamente sobre la piel tiene un muy buen efecto pues es rico en vitaminas B2 y E, que mantienen la piel sana y mejoran la producción de colágeno. 

 

También es potente combatiendo las imperfecciones y manteniendo la piel limpia cuando se aplica directamente. Lo que hace es evitar que el sebo de la piel o los aceites naturales se oxiden, un proceso que obstruye los poros y que es la causa principal del acné. Además, el té verde también tiene propiedades antibacterianas específicas que ayudan a mantener suavemente bajo control las bacterias que causan el acné.

 

En Per Purr usamos este super ingrediente en nuestro Jabón Greeny.

Un jabón ligeramente exfoliante, debido al polvo de té verde que contiene, además de antioxidante, astringente y tonificante. Al mismo tiempo que limpia, proporciona una sensación de “no tirantez” en la piel por su combinación única de aceite de oliva virgen extra y manteca de mango.

 

 

Jabón Té verde

 

Aparte de nuestro jabón Greeny te dejamos algunas tips de como usar infusiones en tu rutina de cuidados de belleza: 

Spray facial: una infusión de té verde en agua mineral a temperatura ambiente durante algunas horas es una excelente opción cuando se trata de refrescar la piel. 

Esta infusión puede reemplazar el agua termal. Es rica en antioxidantes e ilumina la piel. El cielo es el límite, puedes cambiar el té verde por romero fresco, por ejemplo.

 

Para reducir la hinchazón alrededor de los ojos: hay días en los que el cansancio y las noches de insomnio están estampados en nuestra cara. Dejar dos bolsas de té verde o manzanilla en agua fría durante unos minutos. Luego, coloca una en cada ojo y descansa durante unos 20 minutos. La infusión fría hace que se deshinchen los ojos, mientras que el té verde da un “boost” de antioxidantes en el área de los ojos. Si tienes la piel y los ojos sensibles puedes tirar de una infusión de manzanilla.

 

Mascarilla facial: se ha demostrado científicamente que el té Matcha (que es el té verde) ayuda a prevenir la caída de la producción de colágeno y elastina. Simplemente mezcla con un poco de agua, haz una pasta y aplica sobre la piel limpia. Deja actuar durante 15 minutos y enjuaga con movimientos circulares con las manos. Esto también asegura una exfoliación suave y mejora la circulación sanguínea periférica de la cara.

 

plantación té verde

 

Para aumentar el brillo del cabello: los pigmentos del té negro enfatizan naturalmente el brillo del cabello oscuro al igual que la infusión de manzanilla resalta ligeramente el cabello claro. Después de lavar, acondicionar y aclarar, dá un último toque a tu cabello con té (negro o infusión de manzanilla) y envuélvelo en una toalla tibia durante media hora. Luego, aclara nuevamente y deja que se seque como de costumbre. Si tienes el cuero graso, la infusión de té verde ayuda a equilibrarlo.

 

Tónico facial: para obtener un tónico simple, prepara una infusión (manzanilla, caléndula, verde o blanco), déjalo enfriar en el refrigerador y aplícalo con una almohadilla de algodón en la cara. Incluso puedes agregar un poco de miel (muy poco) para darle un impulso al tónico.

 

Exfoliante corporal: prepara una taza de té verde y espera a que se enfríe. Agrega 1 parte de té a 3 partes de azúcar (¡si es azúcar de caña integral mejor!). Puedes agregar miel y limón a la mezcla. Úsalo después del baño con la piel aún húmeda y enjuágate después.

 

Limpiador facial: agrega un poco de té verde molido (puede estar en una licuadora) a tu limpiador diario. Déjelo en el rostro durante un par de minutos.. Esto suaviza las células muertas y luego, lenta y suavemente, frota la piel y aclara. ¡Voilá, piel limpia, radiante y nutrida de antioxidantes!

¡A por el spa de verano!

 

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*